Ventajas fiscales a nuevos inversores residentes

 

 

 

La Ley para incentivar el traslado de individuos inversionistas a Puerto Rico la Ley Número 22, dispone de una exención total de contribución sobre ingresos pasivos generados o acumulados una vez el inversionista es residente "bona fide" de Puerto Rico.

 

La ley tiene como sujetos pasivos a los nuevos residentes que no hayan vivido en Puerto Rico desde el 17 de enero de 1.997 hasta el 17 de enero de 2012.

 

La vigencia de las exenciones fiscales se extenderán hasta el 31 de diciembre de 2.035.

 

 


 

 

 

Exenciones de los Ingresos Pasivos

 

 

Exención del 100 % de las contribuciones sobre los ingresos de dividendos e intereses de fuentes de Puerto Rico.

 

Conforme establece la Sección 933 del Código de Rentas Internas (US IRS Code), los intereses y dividendos que cualifican como ingresos derivados de fuentes en Puerto Rico no están sujetos a contribuciones federales sobre ingresos.

 

Los inversionistas que se conviertan en nuevos residentes "bona fide" de Puerto Rico podrían reducirse la tasa contributiva aplicable a los ingresos de intereses y dividendos derivados de fuentes fuera de Puerto Rico (incluyendo las contribuciones del país de origen) a 0 % y 10 %, respectivamente, al invertir por medio de ciertos instrumentos de inversión en Puerto Rico.

 

 

Exenciones de Ganancias de Capital

 

 

Toda ganancia de capital acumulada después que el individuo es residente "bona fide" de Puerto Rico, tendrá una exención contributiva del 100 % si tal ganancia se reconoce antes del día 1 de enero de 2.036. Por lo general, estas ganancias de capital no estarán sujetas a la imposición de contribuciones en Estados Unidos.

 

Toda ganancia de capital acumulada y no reconocida antes de convertirse en nuevo residente estará sujeta a impuestos:

 

1) A la tasa contributiva aplicable (actualmente el 10 %), si dicha ganancia se reconoce en el término de 10 años, a partir de la nueva residencia en Puerto Rico.

 

2) A una tasa del 5 %, si dicha ganancia se reconoce después del término de 10 años.

 

Las contribuciones pagadas pueden utilizarse como crédito en otra Jurisdicción que imponga contribuciones sobre dichas ganancias.

 

 

 

Reglas para convertirse en Residentes de Puerto Rico

 

 

Tener una presencia física en Puerto Rico por un término de 183 días durante el año fiscal creará una presunción de residencia en Puerto Rico para efectos contributivos.

 

La Sección 937 del Código de Rentas Internas de los Estados Unidos ofrece parámetros adicionales respecto a lo que generalmente se considera un residente "bona fide":

 

1) No tener un hogar contributivo (tax home) fuera de Puerto Rico durante el año fiscal.

 

2) No tener una conexión más cercana con los Estados Unidos o con otro país extranjero.

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
E-mail: director@qualifiedpromoter.com © Oficina del Promotor Cualificado de Puerto Rico.